Nuestra misión:

El centro de niños refugiados (también conocido como el centro de niños refugiados del Valle De San Fernando, Inc.) en North Hills propone ser un abrazo sanador a los cientos de niños sin compañía que hacen el peligroso trayecto desde América Central para refugiarse en Estados Unidos. El objetivo principal es que nuestro centro sea para ellos y sus familias un sitio de bienvenida, que los acoja y, junto a organizaciones comunitarias, provea recursos y servicios para atender sus necesidades básicas.

Nuestra visión:

Queremos ser un lugar que apoye a los niños refugiados en Estados Unidos de manera holística, al tiempo de empoderarlos con educación y entendimiento sobre nuestra colaboración.

Nuestra historia

El pastor Fred Morris salió de su retiro a North Hills, California en 2014, para comenzar una nueva comunidad de fe. En julio de 2015, se inauguró el Centro de Niños Refugiados del Valle de San Fernando, con tres niños refugiados y empleados a tiempo parcial, Amanda Escobar Romero y Abril Escobar Romero, como respuesta al aumento de menores no acompañados que llegan en cantidades sin precedentes a la frontera entre EE.UU. y México.